Concierto Hiphop en el CSA la Ortiga (Valladolid)

El próximo sábado 23 de septiembre, conciertazo de rap iconoclasta en el centro social autogestionado CSA La Ortiga de Valladolid.

Empieza otro curso, la rutina se apodera poco a poco de tu cuerpo… Y zás, en la Ortiga un puñado de seres vuelven a retomar su actividad. En esta ocasión nos traen un conciertazo hip hop con las siguientes peazobandas:

-PROVOCACIÓN AL INCENDIO
Rap insurrecto desde barcelona! Letras incendiarias, está claro con el nombre no? Bases con alguna esencia tecno y mucha actitud! 100% punk sobre bombo y caja! Presentando temas nuevos… No vas a pararte quieta en todo el conci prima!
https://provocacionalincendio.bandcamp.com/

-BRIGADA DE LA CÓLERA
Colectivo formado por varias rappers libertarias y anticapitalistas desde Palencia. Letras con mensaje, difundiendo la idea, expandiendo la revuelta. No necesitan flow, solo mensaje y actitud! Esta es la brigada de la cólera!! Angry Brigada.
https://www.youtube.com/watch?v=p83gt0GgAz8

-NIEVLA
Rap con bases de canciones pop cursis y sentimentales. Letras que hablan de movidas personales con un transfondo político. Anarquía en verso. Ralladas y movidas existenciales… A veces chapas, a veces bailongo.
http://www.nievla.bandcamp.com/

Habrá tapeo vegano y distribuidoras de material de lectura y propaganda ácrata y anticapitalista.

ENTRADA LIBRE! ENTRADA LIBRE! ENTRADA LIBRE!

Noche

 

 

La energía se acabó, ya no tienes más
suenan las alarmas de tu soledad.
Quién puede afirmar que está bien o mal
quién puede sentirse libre para no juzgar.

Muchas horas sin dormir, la cabeza te traiciona
y los gritos que allí viven quieren escapar
alcanzar ese lugar donde brillan las farolas
en las noches que hablabas a solas.

Universos infinitos, cada loco con su tema
vidas paralelas, bajadas de intensidad
rotos en añicos, el corte en las yemas
una espiral que envenena.

No puede ser sano vivir adaptado
a un sistema enfermo de tortura y sumisión
no cesan los rayos, se oyen los disparos,
el silencio que acompaña los tormentos de esa voz.

Construidos en ladrillos de los social
una cárcel invisible que no logras derribar
quien ha dicho que, se existencia no es real
quien puede sentirse a salvo en ese lugar.

Muchas horas sin dormir, la cabeza te traiciona
y los gritos que allí viven quieren escapar
abandonar lugar donde no pasan las horas
en las noches que hablabas a solas.

Universos infinitos, cada loco con su tema
vidas paralelas, bajadas de intensidad
y todo vuelve a temblar, cuando el sol se apaga
vértigos y oscuridad, y otra vez vuelve a empezar.

No puede ser sano vivir adaptado
a un sistema enfermo de tortura y sumisión
no cesan los rayos, se oyen los disparos,
el silencio que acompaña los tormentos de esa voz.

Dinamita

Miras ahí fuera y a lo lejos un total vacío
entre los golpes de una nube, de brazos sin luz.
Algunas no pudimos soportar este gran frío
que se colaba en los resquicios de la multitud.
Cientos de veces has pensado en no hacerte más líos,
pero por suerte vuelven ganas de volver allí.
Fuimos conscientes de todo aquello que nos perdimos,
de las historias que tejimos.

Que las sonrisas nos guarden, en los momentos más duros
y las cenizas de lo que somos nos recuerden que fuimos ayer
que el ruido de estas canciones nos ayude a seguir vivas
y los orgasmos y la dinamita nos hagan fuertes otra vez.

La soledad de aquellas tardes pensando en lo mismo
de las ideas escondidas en ese cajón.
los folios fluyeron llenando el tedio del abismo
y la razón de nuestro instinto desapareció.
Carreras calle abajo buscando las pistas,
comiéndonos la boca en lágrimas de se.
Tragar saliva amarga, dulces de nostalgia,
la horizontalidad nuestra fragancia.

Que las sonrisas nos guarden, en los momentos más duros
y las cenizas de lo que somos nos recuerden que quisimos ser,
que el ruido de estas canciones nos ayude a seguir vivas
y los orgasmos y la dinamita nos hagan fuertes otra vez.

Trinchera

Y que los cristales se los lleve el viento, ya no encuentro el filo brillante a mi lado, el suelo está frío, el invierno acecha, nebulosa brisa que me has regalado.

Renegar es fácil, lo duro es ser firme, pero la aventura me ofreció un regalo, entre vacaciones y salir corriendo, de las redes de oro frágil desgastado. Puntos e inflexiones, rectas y alborotos, lo huelo y lo noto como un gran chuvasco, bajas de reservas aguardas la llama, que encienda de nuevo arterias apagadas.

La vida me sabe mal si no estás aquí a mi vera, oscuro gris infernal se torna la primavera, espera, ¿qué es lo que hicimos mal? la calma me desespera, me asusta lo que vendrá, el ritmo se me acelera.

Respiro en la mancha barullo de máscaras, legañas que vagan en ríos de masas, paradas de manos, tensión por los brazos, sontener lo que eres genera un impacto. Choques y chalecos, decorado y plástico, limpieza podrida en este sucio atasco, el valle congela sus vidas, sus flores, el fuego que quema de nuevo tu calendario.

La vida me sabe mal si no estás aquí a mi vera, oscuro gris infernal se torna la primavera, espera, ¿qué es lo que hicimos mal? la calma me desespera, me asusta lo que vendrá, el ritmo se me acelera. Aquello que es lo normal, el calor de la trinchera, barreras hay que saltar, el sudor de la carrera.

Cuchillos

Ya ves, siempre esperé demasiado, y al fin encuentro el silencio en tu rostro que viene hacia mí, poder, se afila en el trazo, se vuelve importante y así, cuchillos clavados en cada resquicio de los adentros…

Crecer, pues pronto vuelven a la mente aquellos recuerdos, aquella pared. Pretérito esclavo, viviendo arrastrados, a gatas bajo su poder. Si no lo has notado, el tacto ha volado hacia allí, vivir incomunicados en un mar profundo, parece que siempre fue así.

Ya ves, siempre esperé demasiados abriles por mí. Seguir, quedaron vacíos todos los discursos que hablaban de ti. Correr, hacia ningún lado esperando el momento de verte partir, armarios cerrados, desnudos, mojados y el sol ya no quiere salir.

Mirar, con llanto al pasado de lo que perdiste en las calles de aquella ciudad, historias de cuando sentías que el fin llegaría y no habría nada más. Dolor, su mundo, su llanto, su risa, su miedo envenena tu ser, rechazo de tantos, aquellas sonrisas que ya nunca van a volver.

Querer que no haya una voz en los ecos que diga que nunca me ha visto feliz, rallar la carcasa de mis cicatrices y no hallar raíz, rompernos los huesos, incómodos, tiesos en cada nuevo amanecer, las calles vacías y ni si quiera tengo ganas de volverte a ver.

Ya ves, siempre esperé demasiados abriles por ti. Seguir, quedaron vacíos todos los discursos que hablaban de mí. Volar, y observo tus ojos mostrándome aquello que yo nunca vi, armarios cerrados, desnudos, mojados y el sol ya no quiere salir.

 

Hielo

 

Rotos. En medio de la nada. La incomunicación.
Dosis de apariencias que destrozan todo.

Frágiles susurros, a gritos en ramas caducas.
Armarios con trajes que no visten nada.

Nada más que miseria, la inocencia nos ha abandonado.
La ley del más fuerte, puñetazos y rencor.

Miradas suicidas. Es todo lo que nos queda.
Resquicios violentos de la sumisión.

···

Cómo ser feliz en un mundo de llanto. Cómo ser salud en una realidad enferma. Enfermados por la dosis del poder de tantos, ahogadas en nubes de esclavas y multitud. Incivilizadas, la barbarie del romance interno, el otoño acecha a la llegada de la tempestad. Las danzas del pulso y un ritmo constante. Ni siquiera tengo fuerzas para un nuevo baile.

La derrota agonizante del silencio inmóvil, entre parches y cadenas, rostros pálidos sin brillo. Metafísica del cuerpo y de las emociones, comercializa la carne, vende sus pasiones. La noción de tolerancia, paz de un ser violento. Una esfera sin retorno en un giro de dolor. Cuchillos rozan mejillas, huele a martillazos, las astillas arden dentro de este corazón, que no encuentra un sitio honesto en este paraje, asolado por el miedo y la devastación. Ceniceros de rutinas envenenan todo, asfixiadas por el humo que enciende el instante. Las caídas sobre el hielo queman los rincones, ni siquiera tengo fuerzas para un nuevo baile. Fracturadas por el golpe de la realidad, quisimos ganar la guerra pero tu no estás.

···

Las sábanas se están pegando al tacto,
escenas amargas sin final feliz.
Retratos que algún día nos dijeron algo,
las canciones infinitas que me alejaron de ti.

Hace demasiado frío para no soñar contigo,
vértigo con pesadillas si no duermes a mi lado,
las caídas congelaron el interno estío,
seguiremos rotas si no hacemos algo.

Fracturadas, frío, hielo, grietas…

Concierto en apoyo a las distriVuidoras anticomerciales

El próximo jueves 29 de diciembre tenemos esta jornada para apoyar la distribución anticomercial y de ideas libertarias en el CSA La Ortiga de Valladolid. Estaré tocando algunas canciones en formato acústico junto a mi amigo Provocación al Incendio que llega desde Barcelona para ofrecernos un poquito de rap iconoclasta. [provocaciónalincendio.bandcamp.com]

Habrá comida vegana y puestos con libros, fanzines y propaganda anarquista en general.

Ventanas Rotas

Ventas rotas

Valora el tiempo que luego pasa. Que pronto duele, enseguida abrasa. Tu tan azul, yo tan naranja, con su acidez, con su fragancia. Rugosidad, guardando el gusto, la suavidad del río y fluyo, instantes grabados a fuego, ralladas, plasmas en el tintero. Cristales rotos hay por el suelo, de aquel tarro con sus comeduras, diciembre llega esperando a enero: ¿Qué nos traerán nuevas aventuras? Bailando duro, como la Pina Baush, las canciones de siempre resonando en la mente, un teclado desgarra el cerebro a pedazos, las válvulas del hammond son como un buen abrazo. Amanecer bailando, nuestros cuerpos conectados, yo no hablo de evadirse, yo no te hablo de gramos. Te hablo de la pasión que destila el movimiento, te hablo de darlo todo como un último verso. El caos es bello, entretanto orden, ropa en el suelo, que no desborde. He malgastado noches de insomnio, y no lo dudes, es mejor sobrio. Con la falsedad de cada trago, cientos de máscaras en cada sábado, no decimos nada más que mentiras, y mientras tanto, pasa la vida. He malgastado noches de insomnio, soñando con estar a tu lado, cientos de noches que he malgastado, y no te encuentro en ninguna parte. Café de lunes, luz en la cara, te veo de nuevo, diez de la mañana, tráfico denso, vidas de mierda, rutina vuelve, nueva semana. Ahogados como pez en el barro, autómatas en un laberinto, ¿Te he dicho ya que reventé el tarro?, espero que siempre quede instinto. Me bastan más unos buenos actos, que muchas letras y habladurías, con más pasión, miradas sinceras. Me aburre tanto la teoría. Viviendo adelante y con alegría, derribando muros y lamiendo heridas, el invierno llega como la inspiración, el frío congela dentro de esta habitación. Rompe las cadenas, libera tus miedos, mata al policía que llevamos dentro, la razón me frena, me quema el orgullo, que nadie te impida vivir lo que es tuyo. Y los años pasan, la gente abandona, unas ya petaron, para otras era moda,y yo me pregunto qué será del resto, dentro de unos años ¿Que haremos haciendo? Miedo a la derrota, miedo al aislamiento, pero las ideas siguen vivas aquí dentro. Miedo al aislamiento, comiendo cemento, miedo a acabar solas y a melodías sin notas. Me bastan más unos buenos actos, que muchas letras y habladurías, con más pasión, miradas sinceras. Me aburre tanto la teoría.